Grace Hoyle: Acto fallido



Acto fallido

Grace Hoyle

Fotografía (plata/gelatina), instalación y esculturas

2017

Este proyecto trata de la dificultad de mirar una fotografía. Pero el primer “acto fallido” aquí es el de la identificación del objeto como fotografía. No es extraño entonces que algunas de las piezas en esta exposición sean clasificadas como “esculturas”, aunque también pudiéramos referirnos a ellas como ready made, lo cual encierra una doble ironía.

En 2015, cuando Grace Hoyle llegó a México y se unió al programa de estudios de Página en blando, buscaba resolver dos problemas fundamentales. Por un lado se trataba de lograr representaciones de esta ciudad que no fueran pintorescas ni repitieran los lugares comunes de la fotografía realizada por visitantes, ni siquiera los lugares comunes de la fotografía realizada por mexicanos. Por otro lado se trataba de trabajar con las técnicas de la fotografía analógica, manteniendo una actitud crítica hacia el medio fotográfico y logrando soluciones formales de aspecto contemporáneo.

Como suele ocurrir en el arte, la mejor manera de resolver cada problema fue convirtiéndolo en otro. Así, lo que ha hecho Grace Hoyle es re-problematizar la condición material y objetual de la fotografía, por medio de varias operaciones: el énfasis en la superficie (énfasis “negativo”, que designa a la superficie fotográfica como impresión pero la debilita como icono), el uso de soportes frágiles y vulnerables (impresiones sobre pequeñas placas de vidrio o en películas diapositivas, por ejemplo) o el aprovechamiento del error como modelo azaroso de producción simbólica. En realidad el método de Grace en este proyecto implica una serie de procesos que solamente empiezan a adquirir sentido cuando aparece el error o el accidente. Digámoslo así: en el caso de Acto fallido el error es el principio de lo artístico.

En la obra de Grace Hoyle el cruce entre lo narrativo y lo performativo sirve, en primera instancia, para revisar, desde un ángulo muy personal, el concepto de fotografía documental y su asociación a las narrativas del espacio urbano (en el origen de este proyecto lo que hay es un ejercicio de fotografía documental en la calle, en el estilo más tradicional). Mientras tanto, la relación del espectador con la obra es condicionada -a veces con un tono lúdico- para que el acto de mirar no se conforme con la simple contemplación, sino que involucre otras acciones y diferentes posturas en el espacio de la galería.

Las placas de vidrio que utiliza Grace Hoyle tienen un sentido especial en esta exposición, pues son del tipo que se usa en los laboratorios para analizar diferentes muestras. Uno tiende a pensar en su relación con lo clínico o lo forense, pero su más productiva implicación tiene que ver con el concepto de archivo, que tanto peso ha vuelto a tener en el imaginario y el discurso de la fotografía contemporánea.



Grace Hoyle inició sus estudios de fotografía en The School of Visual Arts, de Nueva York, y los culminó en el Centro de la Imagen, de Lima. Fue alumna del Diplomado de Fotografía Creativa de Página en blando, en 2015 y participó en el Laboratorio de proyectos de Página en blando, entre 2016 y 2017.


42 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Página en Blando | Lago 73-A. Col. Nativitas | CDMX | info@paginaenblando.com

Tel 55 55120883 

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram