Carmen Inés Bencosme

Bordar la imagen.
Construir y deconstruir.
Agujerar, penetrar, habitar ese territorio, llegar incluso a mutilarlo.
Habitar el cuerpo de la imagen, así como habitamos nuestro cuerpo y al habitarlo lo transformamos, lo cambiamos, incluso lo desviamos de su natural transformación. La obsesión por lo “perfecto” buscando ser aceptados, el miedo a envejecer, a la vida, a la muerte. Ser eterno, eterno ser.

El espacio y la noción de tiempo siempre me han llevado a pensar en como todo se transforma y la posibilidad que tenemos de desaparecer. En muchas de mis obras, utilizo mi cuerpo como parte de una herramienta que me permite reflexionar, sobre esa fragilidad a la que siempre estamos expuestos.

 

Mi proceso creativo emerge de mis pensamientos más íntimos, donde la problemática socio cultural se hace evidente. Abordo distintos temas desde una narrativa de lo cotidiano, buscando de alguna manera cuestionar los estereotipos que como sociedad nos hemos implantado a través de los tiempos y que sigue aún en la actualidad.