choque de ondas, 2017.png

Falconi: Todo el tiempo del mundo

Modesto e íntimo. Desafiando la grandilocuencia narrativa de la fotografía contemporánea. Renuente a la épica y al espectáculo, Alejandro Pérez Falconi se revela cada vez más como un autor de obras mínimas: situaciones en pequeña escala, materiales pobres, gestos sencillos y una retórica mesurada. Incluso su elección de la fotografía analógica para realizar este proyecto revela, amén de un posible toque de nostalgia por el modelo foto-conceptualista en la relación imagen-discurso, una inclinación por las manufacturas, las referencias locales y las operaciones estéticas con un aire lúdico, en las que el propio tiempo se inscribe de manera pausada y segura.

Domingo por la tarde2013 Prensa.jpg

Andrade: Cuadros

La gramática visual de Yolanda Andrade está centrada en una figura dinámica: el cuadro dentro del cuadro. Trátese de una pintura enmarcada, un mural, una escena vista a través de una ventana o una serie de estampas o grabados, su inserción en la fotografía redunda en un efecto de vida detenida, momento congelado o una especie de cuadro vivo, en el que los actores no saben que están participando. 

chapuy1.jpg

Chapuy: Demolición

Demolición puede ser leído como la historia de una casa. Como si la historia de una casa debiera contarse a través de los accidentes, las muertes, las conmociones de las personas que la habitaron, junto con el desgaste de las paredes, el abandono, el enmohecimiento de los muros, el descubrimiento obsceno de los cimientos, la fascinante exhibición de las rugosidades.

Ese es uno de los niveles estéticos en que funcionan estas fotografías de Veronique Chapuy: la representación de lo superficial, la evocación de lo táctil, antes que de lo depauperado. Veo la piedra antes que la ruina. Recuerdo algo elemental. Algo fundacional. Como en toda poética del archivo, participo de la reconstrucción simbólica del origen.